Apariencias

Seleccionado en la antología del II Concurso de Microrrrelatos “El Amor y sus máscaras”

Siempre había sospechado de las infidelidades de su esposo, a menudo le revisaba el celular o trataba de distinguir en sus ropas algún aroma que por fin le confirmara lo que tanto temía, pero nada, siempre el mismo aroma varonil que solo revelaba la inocencia de su cónyuge a pesar de sus salidas imprevistas o sus llegada hasta altas horas de la noche.

Cierto día, decidió buscar al Padre Alfredo, había sido su confidente desde el día de su boda hacía seis años y además era buen amigo de su esposo desde la juventud, solo quería hablar con alguien que le aconsejara y entendiera, así sucedió. Después de la charla se sintió más aliviada, más segura, incluso noto la coincidencia de que el sacerdote usara la misma loción que siempre usa su marido.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s