Crucifijo.

il-miracolo-del-crocifisso

 

Desesperado, intentaba arrancar de la boca de su padre moribundo un sonido, un gemido que respondiera sus preguntas. En un principio había intentado ser amable pero ahora ya solo le profería gritos y recriminaciones.

 

–          ¿Donde tienes el dinero? ¡Contéstame! ¡Soy tu hijo!

 

No contestaba. Las hundidas mejillas estaban cubiertas por el llanto y sus antes vivos ojos parecían clavados al crucifijo colgado en la pared. Al notarlo, aumento su desesperación y le gritó aún más fuerte:

 

–          ¡Deja de implorar a tu Dios y responde!

 

Ya no lo hizo. Entre reproches se agotó su último aliento.

Tiempo después volvió al pueblo de su padre. La humilde casa donde antes vivía, ahora estaba convertida en una lujosa y moderna mansión. Fue a conversar con el hombre de la tienda de la esquina, así se entero de que a los compradores de la casa les había sonreído la fortuna. Al demoler la antigua casa, encontraron dinero oculto en una pared, detrás de un crucifijo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s